#noalosrecortesdeilusión

Para los que habitualmente siguen este humilde espacio, sabrán que los lunes están dedicados a esas “protestas” o “quejas”  que demanda la sociedad (o demando yo personalmente).

f754ce3773194ec2d5551f11868dda6b

No sé muy bien si he comido algo en mal estado o en verdad me ha invadido ese llamado “espíritu navideño”, pero he decidido que para dos lunes de este año 2014 que quedan, no voy a dedicarlos a protestar ni a quejarme ni a resaltar todo lo malo que podamos tener en nuestras vidas (a no ser que suceda un terremoto social o de gran calibre)

Es más, lo que quiero transmitir con esta entrada, es todo un alegato de los buenos propósitos, la renovación de la ilusión y el resurgimiento de la esperanza.

No sé si habéis visto ya el anuncio navideño de Campofrio, en su línea habitual de jugar con los sentimientos. Nunca he sido muy fan de este tipo de anuncios (al igual que el de la Lotería, que detesto), pero tras verlo varias veces y pensar en cosas concretas propias, me he predispuesto a subirme al carro de este llamado optimismo que desprenden estas campañas.

Esto no significa que no me preocupen muchas cosas o que vaya a hacer como si todo nos fuera genial porque sea Navidad (o llámalo X), pero a menos de dos semanas para que dejemos atrás el 2014, me apetece vivir en una burbuja imaginaria en la que solo entran cosas buenas. Estoy segura que en estos 10 días, empezaremos a ver en las redes sociales esos balances que escribimos sobre como ha sido nuestro año y los propósitos que queremos alcanzar en el siguiente.

Probablemente a mi se me ocurren para escribir cosas como éstas (sin sentido ni orden):

75bed296247f13bca63ddb36bf3ef885

Nadie dijo que la vida fuera fácil. El tiempo a veces corre en nuestra contra. El que espera desespera y la esperanza en ocasiones, desespera. El pasado siempre vuelve y el futuro amenaza. Los instantes forman el conjunto de la vida pero estamos más preocupado de llenar la vida de instantes. Los buenos no son muy buenos y los malos no siempre lo son. Los bandos no existen, porque todos estamos en el bando. A veces los sueños parecen llegar con días de retraso y sin acuse de recibo y otras veces simplemente no llegan. No siempre estamos en el lugar que queremos estar pero casi siempre estamos dónde queremos. Los sentimientos juegan al juego de las sillas y uno parece quedarse siempre fuera. Hacemos de lo fácil , lo difícil porque en el fondo, lo fácil nos aburre pero lo difícil nos asfixia. La impaciencia es una enfermedad sin cura. El esfuerzo no siempre se ve recompensado pero no hay mayor recompensa que un buen esfuerzo. Lo correcto no siempre es lo correcto, más bien tiene pinta de incorrecto disfrazado. Algunos abrazos nunca llegan y otros siempre sobran. Las cosas que se pierden nunca suelen encontrarse, al igual que las personas. La suerte nunca pasa por mi lado. La incertidumbre viene a casa sin avisar. Los besos, al igual que los te quiero, no se piden , se dan. Las palabras que no se dicen tienen todo el protagonismo y las que se dicen son sólo eternos secundarios. Podemos estar muy mal, pero en el fondo podríamos estar mucho peor…Podríamos no estar…. 

Estamos quemados, sí. Estamos hastiados, sí. Estamos muy hartos, también. Pero, no podemos (no debemos) dejar que la desesperanza sea la que mueva los hilos. Un buen amigo siempre me decía, – tienes un problema, ¿hay una solución? llévala a cabo y si no la tiene, aquí acaba el problema. Y así debe ser. (ojalá estés leyendo esto ahora)

estrella-damm-cancion-anuncio-2013-default

Algo sí ha cambiado en nosotros, puede que necesitáramos hundirnos de esta forma para empezar a nadar a otro estilo del que nos marcaba la corriente. Seguramente ahora somos más fuertes, estamos más preparados para la adversidad y tenemos más herramientas para tirar para adelante. Hemos salido de la comodidad y lo hemos hecho sufriendo por encima de nuestras posibilidades, pero también hemos sacado de una patada a otros muchos que vivían muy cómodos. Aún faltan ratas por limpiar de la alcantarilla, pero hemos aprendido a valorar profundamente todo lo que tenemos, o lo que teníamos.

BIZnpmICIAIgcrG.jpg large

Estoy segura de que ahora disfrutamos mucho más de pequeñas cosas que antes dejábamos pasar inadvertidas. Te invito a vaciar la mochila de todo eso que no te sirve y a llenarla de nuevas cosas para emprender de nuevo el camino. Habrá piedras, tormentas que te calen hasta los huesos y días en los que te levantes y no quieras seguir andando. Tu mente siempre juega a ser más fuerte, pero no te olvides que el fuerte eres tú.

Quedan 10 días para que acabe un año y empiece otro. Puede que sea el momento de plantearse muchas cosas o puede que tan solo sea el momento de disfrutarlas. Es mi propósito. 

“Que no pocas veces he sido tentado en coger mi esperanza y lanzarla sin más a la fosa común”

Tú, como siempre, puedes hacer lo que quieras. Siendo el día de hoy el que es, solo puedo desearte que la suerte te acompañe…

Anuncios
Publicado en life | Etiquetado como

Un pensamiento en “#noalosrecortesdeilusión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s