#ISLAMABAD

(Atención spoilers)

dt.common.streams.StreamServer.cls

“13 horas en Islamabad” es el título de un capítulo de Homeland en el que el terrorista Haissam Haqqani, tras una previa emboscada en la calle a agentes de la CIA, irrumpe en la Embajada Norteamericana asesinando a 36 personas y dejando heridas a otras tantas. Haqqani, venga así, un ataque anterior que había realizado Estados Unidos contra los terroristas. 

Pero a veces, la ficción traspasa las pantallas. Y ayer, un grupo de terroristas atacó sin piedad al periódico sátiro francés Charlie Hebdo. Varios hombres, encapuchados y armados con un fusil automático AK-47, conocido popularmente como Kalashnikov, entraron en el edificio amenazando a un empleado en la entrada, al que ordenaron que les llevara ante unos periodistas concretos, cuyos nombres tenían apuntados. Estos periodistas no había cometido ningún ataque violento contra su país o contra su religión. Su delito había sido publicar unas caricaturas de Mahoma en el año 2012. (http://www.elmundo.es/album/internacional/2015/01/07/54ad19bb22601d81428b457a.html).

Entre los fallecidos, el director de la publicación Charb, y dibujante de Charlie Hebdo, y  Cabu, Tignous y Wolinski, todos ellos viñetistas de la publicación.

charlie-hebdo-director--644x362

Conmoción absoluta ante las imágenes que han ofrecido los informativos. Asesinatos a sangre fría y con premeditación al grito de “Vamos a vengar al Profeta”. El peor atentado terrorista que sufre este país desde hace 50 años.

Algunas voces se alzan en favor de que no caigamos en la trampa de criminalizar al Islam y sí a los fanáticos. Mientras que otros, atribuyen a las religiones la culpabilidad de matar en nombre de su Dios. Los fanatismos nunca podrán traer nada bueno, ni en la religión ni en nada. Personalmente, nunca podré ponerme del lado de una religión que lapida a mujeres en plena calle o que tiene unas tradiciones injustificables. Quizá, es políticamente correcto decir que no hay que generalizar, pero el simple hecho de convertir en objetivo de muerte a todo aquel que no piense como tú, me resulta amenazante para el resto del mundo. No todos los musulmanes matan, cierto es.  

5

En la cuerda floja se encuentra ahora la libertad de expresión, aunque muchas portadas hoy se han solidarizado con el diario francés y algunas han publicado parte de las caricaturas. “Je suis charlie” es el lema que acompaña a las fotografías que muestran lapices contra pistolas. Nuestras revistas patrias, también muestran su apoyo a sus colegas de profesión.

Es indignante levantarte un día para ir a tu puesto trabajo y nunca más volver a casa, como debe ser intolerable que una hoja de papel que contiene un dibujo pueda ser causa de muerte en este mundo en el que vivimos o más bien lo intentamos.

El miedo hiere más que las espadas. – le dijo Syrio Forel a Arya Stark y esa es la sensación que tengo en este momento. Han instalado el miedo en las calles, en las redacciones y mucho peor, en la LIBERTAD de expresión, de pensar o de vivir.

Espero y deseo que esto ahora no  se convierta en un fuego cruzado de ataques. La violencia no se responde con violencia. Sería un triunfo para esos que piensan que todo se arregla fusil en mano.

Liberté, égalité, fraternité.

x-1_15

Anuncios
Publicado en life | Etiquetado como

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s